La infodemia, la otra pandemia

 

  • Las infodemias son una cantidad excesiva de información sobre un problema que dificulta encontrar una solución
  • Recomendaciones de la OMS a periodistas durante la pandemia de la Covid19
  • Que sea ético y responsable
  • Esté comprometido socialmente
  • No sea sensacionalista ni alarmista
  • Transmita hechos e información veraz sobre la enfermedad, no miedos
  • Recurra a fuentes confiables, científicas, verídicas y confirmadas

 

Foto: Internet

 

Frente a los excesos de información sobre la pandemia del COVID19 y dado que los periodistas son uno de los sectores profesionales más vulnerables y también en riesgo del COVID19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho varias recomendaciones para evitar los rumores, las informaciones sin fundamento científico, noticias falsas y sensacionalistas que causan alarmas.

 

En México ha sido evidente la ausencia de mecanismos de protección en el caso de los informadores mexicanos, hombres y mujeres, que acuden sin protección a las conferencias oficiales o realizan coberturas en hospitales y zonas de alto riesgo o de aglomeraciones de grupos de población que desatienden las medidas de protección sanitaria.

 

Como ya ha sido un hecho público en México ya se han registrado fallecimientos de colegas periodistas o bien que hayan sido contagiados durante sus coberturas informativas. Parte de esa información que se difunde en medios informativos de todo el país confunde a la población y propicia incredulidades cuando están fuera de contextos y disminuye la capacidad de los llamados y campañas públicas para que la población aplique en sus entornos, las indicaciones de las autoridades sanitarias para evitar más contagios.

 

Foto: Internet

 

En algunos noticiarios y espacios de comunicación se han difundido informaciones fragmentadas, desinformadas, tendenciosas o excesos de sobreinformación sobre la pandemia en el país, por lo que esta organización internacional de la Salud (OMS), además de enfrentarse advierte de una pandemia, en el caso de la COVID-19 el mundo se enfrenta también a lo que denomina una “infodemia”.

 

Las infodemias, para la OMS, son una cantidad excesiva de información sobre un problema que dificulta encontrar una solución.

 

Durante una emergencia de salud, las infodemias pueden difundir errores, desinformación y rumores. También pueden obstaculizar una respuesta efectiva, así como crear confusión y desconfianza en las personas con respecto a las soluciones o los consejos que se plantean para prevenir la enfermedad.

 

En ese marco, cubrir la COVID-19 puede representar un desafío para los periodistas dado que el conocimiento sobre la enfermedad va cambiando a medida que se conoce más sobre ella, pero también porque al no haber aún una cura ni una vacuna, las recomendaciones para su prevención y control también cambian con mucha rapidez. Es así que recae sobre los periodistas una tarea adicional cuando hacen su trabajo.

 

Fotot: Internet

 

A juicio de los expertos de la OMS, cubrir la COVID-19 requiere un periodismo que:

 

  1. Sea ético y responsable;
  2. Esté comprometido socialmente;
  3. No sea sensacionalista ni alarmista;
  4. Transmita hechos e información veraz sobre la enfermedad, no miedos;
  5. Recurra a fuentes confiables, científicas, verídicas y chequeadas;
  6. Cite a científicos, investigadores, salubristas, académicos y especialistas de diversas disciplinas que despejen dudas y lleven claridad a la población sobre la situación;
  7. Informe con veracidad sobre las medidas que ayudan a contener o mitigar la propagación de la enfermedad;
  8. Refleje el trabajo y la situación que atraviesa el personal de salud, que es crítico en la respuesta a esta epidemia;
  9. Informe sobre las historias de superación de los pacientes o las comunidades que toman medidas para enfrentar la enfermedad o países que dan ejemplos con su abordaje;
  10. Contribuya a las soluciones con su reportaje

 

Cubrir la COVID-19 exige que los periodistas:

 

  • Sigan las recomendaciones de las autoridades para proteger su salud y la de los entrevistados;
  • Acepten las nuevas reglas de cobertura y distanciamiento físico en el marco de una pandemia;
  • Respeten el trabajo de los profesionales de salud;
  • Respeten la intimidad de los pacientes y eviten revelar su identidad o proporcionar información personal detallada sobre ellos sin consentimiento;
  • Conozcan los fundamentos básicos de la epidemiología;
  • No amplifiquen las voces de quienes, desde el desconocimiento o la desinformación, aportan a la confusión, la ansiedad y los miedos de las personas;
  • No amplifiquen la estigmatización de las personas afectadas por la enfermedad, sino que, en cambio, difundan mensajes contra estas actitudes;
  • No se hagan eco de rumores o de información falsa;
  • Busquen formas innovadoras de cubrir las noticias y hacer entrevistas para evitar el contacto directo con pacientes, personas con síntomas o en cuarentena y familiares de esas personas;
  • Eviten congregarse fuera de los centros de salud, asilos o residencias, y no entren en áreas de acceso restringido;
  • Eviten el uso de cortinas musicales que generen ansiedad y temor; •
  • Informen con pasión, no con temor;
  • Eviten el uso de fotografías o imágenes de video que puedan contribuir a generar estigma o provocar miedo, como mostrar sólo personas con barbijo o imágenes de personal de salud con el equipo de protección personal para Ébola en África, que no aplica para atender a pacientes con la COVID-19.

 

Foto: Internet

 

Como resultado, debe ser un periodismo que:

 

  • Fomente las medidas de protección personal y comunitaria;
  • Aporte sugerencias sobre actividades para hacer durante el aislamiento, el distanciamiento social o físico y la cuarentena;
  • Derrumbe los mitos sobre la enfermedad;
  • Fomente la solidaridad y los gestos de bondad;
  • Explique de forma simple los conceptos de salud pública difíciles de comprender para el público general;
  • Sirva para educar al público sobre temas de salud; •
  • Evite el lenguaje sensacionalista;
  • Trascienda los números de casos y muertes, y contribuya a explicar el contexto y a brindar consejos de salud para la población;
  • Destaque el rol de los trabajadores de la salud; • preste la debida consideración a las personas que han perdido a un familiar;
  • Proporcione información veraz sobre dónde buscar ayuda y cuándo buscar atención médica;
  • Divulgue enlaces o dirija a fuentes confiables donde la población puede encontrar más información; informe sobre los avances en cuanto a nuevas vacunas y tratamientos;
  • Compruebe la veracidad de las historias surgidas a través de las redes sociales antes de publicarlas;
  • Brinde consejos para la población más vulnerable y en mayor riesgo;
  • Cite a las autoridades nacionales, provinciales y locales;
  • Sea un asociado más en la respuesta colectiva a la pandemia.

 

 

Please follow and like us: