El estigma impide a las personas comunicar sus conductas suicidas

 

  • Prefieren callarse o quedarse solas por miedo a ser juzgados y miedo a ser criticados
  • No a la infodemia, demandó un funcionario de Salud Pública del gobierno de México
  • Existe una plaga de numerosos conceptos erróneos sobre la conducta suicida

 

Foto: T E

 

Susana Sánchez.- No a la infodemia, demandó Juan Manuel Quijada Gaytán, un funcionario de Salud Pública del gobierno de México, al afirmar que existe una plaga de numerosos conceptos erróneos sobre la conducta suicida, además del estigma que se asocia  e impide a las personas poder comunicar sus emociones, preocupaciones y pensamientos.

 

Esta situación condiciona que muchas personas no busquen el apoyo y prefieren callarse o quedarse solas por miedo a ser juzgados y miedo a ser criticados, dijo Quijada Gaytán al referirse a la infodemia, definida como la cantidad excesiva y masiva de información que dificulta que las personas encuentren fuentes confiables y orientación fidedigna cuando las necesitan.

 

Quijada Gaytán puntualizó que entre las medidas más eficaces se encuentran y se reconocen está la reducción del acceso a medios letales y la práctica informativa responsable por parte de los medios de comunicación al insistir en el “No a la infodemia”.

 

Este funcionario, quien es Director de Servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud, en una de las conferencias sobre el COVID 19, dedicada el 10 de septiembre a recordar el Día Mundial para la Prevención del Suicidio se refirió a los suicidios que en México afectan y coloca en alto riesgo de suicidio, a los jóvenes de entre 19 y 20 años y los jóvenes de 13 a 19 años.

 

En el mundo cada 40 segundos una persona muere por su propia mano, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en ocasión del Día Mundial de Prevención del Suicidio.

 

La OPS advirtió en ocasión del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, que la pandemia del coronavirus puede llegar a agravar los factores de riesgo de llegar a esa decisión, por lo que instó a las personas a hablar del tema de manera abierta y responsable, a permanecer en contacto durante los periodos de distanciamiento físico y a conocer las señales de alerta para prevenirlo.

 

Foto: T E

 

En México las autoridades sanitarias han dictaminado que las problemáticas principales son el estrés, problemas con las emociones, pensamientos o daño autoinfligido, crisis, violencia y sustancias.

 

La Organización Panamericana de la Salud asegura que la mayoría de los suicidios vienen precedidos de señales verbales o de conducta. Hablan sobre el deseo de morir, sentir una gran culpa o vergüenza o pensarse una carga para los demás.

 

En lo que va enero 2020 a junio de este año las autoridades mexicanas registran tres mil 655 intentos y dos mil 130 suicidios. En todo el año de 2019 como intentos, fueron cinco mil 464 y cuatro mil 183 suicidios consumados. Los estados de Jalisco, Guanajuato y Chihuahua son los que documentan el mayor número de casos, según ese registro del Instituto Nacional de Estadística y Geografía(Inegi)..

 

Para detectar posibles intentos de suicidio, el gobierno mexicano ha repartido casi 100 mil cuestionarios para detectar probables intentos de suicidio, las autoridades de salud han encontrado  que 23 mil 872 personas tienen problemas de violencia, más de 11 mil de sustancias, casi 10 mil de depresión, ocho mil con ansiedad.

 

A través de un Instituto de la Juventud, en un proyecto llamado Contacto Joven, una cuenta de WhatsApp, la gente joven se puede contactar para conseguir un acompañante en salud mental y una orientación o una referencia en caso de que no los puedan ayudar.

 

Ya llevan dos mil 858 casos y el número se sigue incrementando, dijo Diana Iris Tejadilla Orozco, directora de Normatividad y Coordinación Institucional del secretariado Técnico del Consejo Nacional de Salud Mental.

 

Foto: T E

 

Encontramos que las problemáticas principales son el estrés, problemas con las emociones, pensamientos o daño autoinfligido, crisis, violencia y sustancias, advirtió Tejadilla Orozco, durante la conferencia del COVID19 efectuada en el Palacio Nacional, sede actual de la Presidencia de la República.

 

Diversos tipos de factores

 

Juan Manuel Quijada Gaytán, Director de Servicios de Atención Psiquiátrica de la secretaría de Salud, en la misma conferencia sobre el COVID19, mencionó que existen diferentes tipos de factores que pueden contribuir al riesgo de suicidio.

 

Entre ellos, citó además, la falta de cohesión social, factores ambientales, económicos e individuales como la genética, los antecedentes familiares, los antecedentes personales de abuso, la impulsividad, el abuso de sustancias y los trastornos mentales graves, todos ellos pueden interactuar para aumentar la vulnerabilidad al suicidio.

 

Las autoridades mexicanas de la Secretaría de Salud encuentran que “generalmente las personas que se suicidan lo han intentado previamente, pensando en ello como una solución permanente a un problema temporal que en ese momento genera dolor, culpa, desesperanza y pareciera que es la única salida sin poder ver otras posibilidades.

 

Para la Organización Mundial de la Salud, citó Juan Manuel Quijada Gaytán, la prevención del suicidio es una de las prioridades importantes y destaca que hay evidencia de que las acciones no deben proceder únicamente del sector de la salud, sino que requiere una intervención de otros sectores como la educación, la laboral, la justicia, el derecho, la política, los medios de comunicación, con un enfoque innovador, integral y multisectorial.

 

Además, mencionó, el reconocimiento temprano y tratamiento oportuno de trastornos mentales, como la depresión y el consumo de sustancias problemáticas, la identificación de personas en riesgo, el monitoreo de aquellos con ideas y tentativas anteriores de suicidio y la atención inmediata de los que intentan suicidarse.

 

Foto: T E

 

La tasa nacional de suicidios

 

La tasa nacional en México es de 5.2 suicidios por cada 100 mil habitantes. El suicidio ocupa el lugar 22 de las principales causas de muerte de la población. En el grupo de población de 15 a 29 años representa la segunda causa de muerte.

 

Las personas cercanas a quienes intentan o cometen suicidio a menudo se culpan o se enojan con ellos, pueden ver el intento de suicido como un acto de egoísmo, cobardía o manipulación.

 

Por su parte, las personas que intentan cometer suicidio con frecuencia presentan creencias distorsionadas, como que les están haciendo un favor a sus amigos, a sus familiares quitándose la vida o que su vida no vale.

 

No obstante, y a pesar de la situación de emergencia sanitaria por COVID-19, las autoridades mexicanas se proponen mejorar los esfuerzos para prevenir el suicidio en la población a través de las tecnologías de informática y comunicación, creando visibilidad y promoción del bienestar y del autocuidado.

 

Quijada Gaytán mencionó que existen diferentes tipos de factores que pueden contribuir al riesgo de suicidio, entre ellos, la falta de cohesión social, factores ambientales, económicos e individuales como la genética, los antecedentes familiares, los antecedentes personales de abuso, la impulsividad, el abuso de sustancias y los trastornos mentales graves, todos ellos pueden interactuar para aumentar la vulnerabilidad al suicidio.

 

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) propone medidas para tener en cuenta en la prevención del suicidio son:

 

  •   Eliminar las barreras que dificultan el acceso a la atención en salud mental.
  •   Limitar el acceso a los medios para suicidarse.
  •   Brindar información veraz y apropiada sobre el tema en los medios de comunicación.
  •   Reducir el estigma asociado a la búsqueda de ayuda.