Vinculadas a enfermedades no transmisibles la mayoría de las defunciones por COVID-19

 

  • Cardiovasculares, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas o cáncer, advirtió la OMS
  • Urgente de reforzar las políticas de salud pública y las inversiones para prevenir dichas enfermedades

 

Foto: T E

 

Ginebra/ Nueva York.- “La mayoría de las personas que han muerto a causa de la COVID-19 tenían una enfermedad no transmisible subyacente, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas o cáncer”, advirtió Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

“La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto el gran peligro que representan las enfermedades no transmisibles y ha evidenciado la necesidad urgente de reforzar las políticas de salud pública y las inversiones para prevenir dichas enfermedades”, señaló líder de la OMS.

 

Tedros pidió a los gobiernos del planeta tomar medidas urgentes con el fin de hacer frente a enfermedades no transmisibles como la diabetes, la hipertensión, las cardiopatías, el cáncer y las enfermedades respiratorias, que representan más del 74% de las muertes en el mundo y empeoran la evolución de los pacientes con COVID-19.

 

Foto: T E

 

“Instamos a los líderes mundiales de las empresas y los gobiernos a tomar medidas enérgicas para prevenir las enfermedades no transmisibles. Si hubiese menos enfermedades no transmisibles, se habrían producido menos muertes durante la pandemia”, dijo Tedros en una ceremonia transmitida simultáneamente desde Ginebra y Nueva York.

 

Por su parte, Michael R. Bloomberg, Embajador Mundial de la OMS para las Enfermedades No Transmisibles y los Traumatismos dijo que las enfermedades no transmisibles son responsables de casi tres cuartas partes de todas las muertes en el mundo.

 

“La COVID-19 ha puesto de manifiesto la magnitud y la urgencia del problema. Las enfermedades no transmisibles pueden prevenirse, y sabemos lo que funciona,” dijo Bloomberg.

 

Foto: T E

 

La OMS consigna que las enfermedades no transmisibles matan actualmente a más de 40 millones de personas cada año. Estas enfermedades crónicas también han aumentado el número de muertes por COVID-19.

 

Han cobrado más de dos millones de vidas. Las personas obesas, las que consumen tabaco y las que tienen hipertensión corren un mayor riesgo de ser hospitalizadas y de morir a causa de la COVID-19, destacó el informe.

 

Michael R. Bloomberg, fundador de Bloomberg LP y Bloomberg Philanthropies, se ha unido a la OMS en seguir concienciando sobre la relación entre la COVID-19 y las enfermedades no transmisibles, “abogando por la inversión en medidas para hacer frente a las enfermedades no transmisibles y los traumatismos, movilizando a las ciudades para mejorar la salud, y apoyando el uso de datos de salud para impulsar programas y políticas”, subrayó un comunicado de la OMS.

 

Foto: T E

 

Además de la COVID-19, el trabajo de Bloomberg con la OMS y sus inversiones más amplias en salud pública se centran en importantes iniciativas que salvan vidas destinadas a reducir el consumo de tabaco y de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, apoyar la política de alimentos saludables, reducir los ahogamientos y mejorar la seguridad vial y la salud materna, entre otras cuestiones.

 

La OMS y Bloomberg Philanthropies seguirán impulsando el cambio en el control del tabaco, la prevención de las enfermedades no transmisibles, la seguridad vial, los traumatismos y la mejora de los datos de salud. Más adelante en este año, la OMS lanzará, en colaboración con Bloomberg Philanthropies, un nuevo «argumentario a favor de la inversión en la lucha contra las enfermedades no transmisibles», en el que se describe el valor de la inversión en políticas e intervenciones para prevenir las enfermedades no transmisibles.

 

 

Please follow and like us: