Las personas mayores tienen derecho a una calidad de vida digna

 

  • La CDHCM considera necesario seguir trabajando para volver operativos los derechos previstos en los Principios de las Naciones Unidas en favor de las Personas de Edad y la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores para garantizar su acceso a una vida libre de violencia

 

Foto: T E

 

En el contexto del Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) subraya la necesidad de dimensionar el tamaño de esta población de personas mayores y sus necesidades desde una perspectiva de derechos que les permitan tener una calidad de vida digna.

 

En México, el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refleja que a nivel nacional la población de 60 años y más pasó de 9.1% en 2010 a 12% en 2020; mientras que en la capital del país se ha incrementado un 3.2% la proporción de personas de 65 años y más.

 

En todo el mundo existe una tendencia de aumento en la población de personas mayores de 60 años, entre 2019 y 2030 el incremento podría ser del 38%; atender sus necesidades requiere de políticas públicas de protección social, vivienda y salud; así como de mecanismos para el goce y ejercicio pleno de sus derechos.

 

Foto: T E

 

Entre los meses de enero y mayo de 2021, un 40 por ciento de las quejas relacionadas con personas adultas mayores que recibió la CDHCM en la Cuarta Visitaduría General se refirieron al acceso a la justicia en casos de violencia familiar.

 

Esta Comisión, presidida por la Doctora Nashieli Ramírez Hernández, Ombudsperson capitalina, destaca la necesidad de trabajar en marcos legales y mecanismos orientados a desarrollar un sistema integral, interdisciplinario e interinstitucional de cuidados que permita acompañar, prevenir y evitar situaciones de abandono familiar o social que pongan a las personas adultas mayores en condiciones de riesgo o mayor vulnerabilidad.

 

El bienestar de las personas adultas mayores exige un deber reforzado del Estado y las autoridades frente a las distintas interseccionalidades de este grupo de atención prioritaria y las diferencias contextuales y multidimensionales del envejecimiento.

 

Foto: T E

 

Uno de los mayores retos se encuentra en las conductas de realización oculta, como el maltrato, la discriminación y distintas formas de violencia frente a los cuales se requiere atención con enfoque diferencial y perspectiva de género, subraya esta Comisión de derechos humanos en un comunicado.

 

Para esta institución defensora de derechos humanos de la capital mexicana la dispersión normativa de la intervención y tramos de responsabilidad de las autoridades dificulta una atención integral y coordinada con perspectiva psicosocial y enfoque de derechos humanos que logre prevenir las vulneraciones a los derechos de las personas adultas mayores.

 

Foto: T E

 

La CDHCM hace un llamado a fortalecer las acciones de vinculación, crear y mantener espacios y acciones de coordinación que permitan visibilizar las brechas de discriminación y la violencia ejercida contra las personas adultas mayores a fin de tener una intervención oportuna e interdisciplinaria.

 

En este esfuerzo, a una década de la Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos, esta Comisión considera necesario seguir trabajando para volver operativos los derechos previstos en los Principios de las Naciones Unidas en favor de las Personas de Edad y la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores para garantizar su acceso a una vida libre de violencia.

 

Please follow and like us: