América Latina y el Caribe no alcanzarán a vacunar al 80% de su población en 2021

 

  • La magnitud de la pandemia evidenció las limitaciones del abastecimiento de vacunas y medicamentos, las debilidades de los sistemas de salud, la desigualdad frente al acceso a atención primaria universal y la carencia de una planificación anticipatoria

 

Foto: T E

 

América Latina y el Caribe no alcanzarán a vacunar al 80 por ciento de su población en 2021, advirtió la mexicana Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) durante la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) efectuada el último fin de semana en México.

 

Alicia Bárcena recordó que la magnitud de la pandemia evidenció las limitaciones del abastecimiento de vacunas y medicamentos, las debilidades de los sistemas de salud, la desigualdad frente al acceso a atención primaria universal y la carencia de una planificación anticipatoria.

 

Asimismo, destacó el subfinanciamiento crónico de la investigación y el desarrollo tecnológico y la debilidad de políticas industriales, no permitieron desarrollar las capacidades existentes para producir vacunas oportunamente y construir un mercado de escala de medicamentos.

 

Foto: T E

 

La alta funcionaria de las Naciones Unidas subrayó que la crisis sanitaria reveló una insuficiente solidaridad internacional, con poco apoyo de los países desarrollados y escasos efectos del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (COVAX). Además, señaló, la fuerte participación de la región en ensayos clínicos de laboratorios internacionales no implicó mayor acceso a las vacunas.

 

Por ello, dijo, “se requieren sistemas de atención primaria universal en América Latina y el Caribe. Urge una coordinación estratégica entre los sectores de salud, economía, industria y finanzas en la región. “Es imperativo impulsar el desarrollo y la coordinación entre los sistemas de regulación y se precisa de una visión de integración regional y subregional que garantice mayor autonomía productiva y acceso universal a vacunas”, expresó.

 

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL destacó que, pese a las limitaciones y heterogeneidad entre países, la industria farmacéutica es importante no solo por su producción sino también por su desempeño en calidad de empleo, salarios, género y difusión del conocimiento.

 

Recordó que las grandes empresas farmacéuticas son líderes del cambio tecnológico, sin embargo, en la región sólo representan el 8 por ciento versus el 51por ciento a nivel mundial.

 

Foto: T E

 

Asimismo, señaló que la participación de América Latina y el Caribe en las exportaciones mundiales de productos farmacéuticos fue del 0,7 por ciento en 2020, muy por debajo de su participación en las exportaciones mundiales de todos los bienes ese año (5,4por ciento), mientras que el 87por ciento de las importaciones de medicamentos proviene de fuera de la región.

 

En una perspectiva de mediano y largo plazo, el plan de autosuficiencia sanitaria para América Latina y el Caribe tiene como fin último el desarrollo, la expansión y el fortalecimiento competitivo de las capacidades de investigación, desarrollo y producción de vacunas y medicamentos a nivel regional.

 

Para ello, añadió, se definen tres objetivos específicos: asegurar un mercado estable de gran escala, que dé señales claras y seguridad a las empresas para invertir; incentivar y facilitar la investigación y el desarrollo de proyectos innovadores, y apoyar la producción local y la integración en cadenas regionales de producción.

 

Además, en una perspectiva de urgencia ante la pandemia de COVID-19, a la frágil situación de acceso internacional a las vacunas y el lento avance de los procesos de inoculación en la mayoría de los países, el plan agrega el objetivo de acelerar los procesos de vacunación, para lo cual se requiere mejorar el acceso internacional a las vacunas y facilitar los procesos internos de inoculación.

 

Foto: T E

 

En este contexto, se definieron y priorizaron siete líneas de acción:

 

  • Fortalecer los mecanismos de compra conjunta internacional de vacunas y medicamentos esenciales;
  • Utilizar los mecanismos de compras públicas de medicamentos para el desarrollo de mercados regionales;
  • Crear consorcios para el desarrollo y la producción de vacunas;
  • Implementar una plataforma regional de ensayos clínicos;
  • Aprovechar las flexibilidades normativas para acceder a propiedad intelectual;
  • Fortalecer mecanismos de convergencia y reconocimiento regulatorio; y
  • Fortalecer los sistemas de salud primaria para el acceso universal a vacunas y su distribución equitativa.

 

En el corto plazo, la CEPAL identificó acciones inmediatas en tres ámbitos: la coordinación entre las entidades reguladoras nacionales, mecanismos regionales de compra para lograr el acceso universal a vacunas e implementación de una plataforma regional de ensayos clínicos.

 

“El espíritu del plan de autosuficiencia sanitaria y sus iniciativas son de alcance regional, y se proponen líneas de acción para su implementación regional o subregional. Si bien un plan de esta naturaleza requiere el fortalecimiento de las capacidades dentro de cada país —y en él se reconoce la importancia de las políticas nacionales—, su foco no se sitúa en las propuestas de alcance nacional, sino en la cooperación y la integración regional”, afirmó Alicia Bárcena.

 

“La CEPAL pone todas sus capacidades técnicas al servicio de la CELAC para poder implementar el plan de autosuficiencia sanitaria presentado hoy. La integración regional es uno de los motivos de la existencia de nuestra institución”, concluyó.

 

Please follow and like us: