Es necesaria una reforma que obligue a los hijos a hacerse  responsables solidarios de sus padres adultos mayores

  • Más familia y menos asilos demandó Alberto Bravo Quintero, delegado del  Inapam en Baja California
  • Cuidar y atender a las Personas Adultas Mayores es una obligación compartida por la  familia, la sociedad y  el gobierno
  • Urge implementar políticas públicas  que acrecienten y aseguren el cuidado de los adultos mayores, y promover programas para que tengan una vida activa, sana y productiva

am asilo

El mejor lugar  para las personas de la tercera edad debe ser su casa, al lado de su familia, señaló Alberto Bravo Quintero, delegado del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) en Baja California;  bajo el lema de  más familia   y menos asilos,  se pronunció por una reforma legal que obligue a los hijos a atnder y cuidar a sus padres adultos mayores.

Alberto Bravo Quintero

Alberto Bravo Quintero

Opinó que solo las personas adultas mayores en condición de calle y que carezcan de parientes sean los que vivan en esas instancias;  indicó que en el Inapam buscan crear reformas para que los hijos tengan la responsabilidad legal del cuidado de los ancianos,  porque “la obligación primaria, la de origen en el cuidado de los adultos mayores está en la familia” puntualizó.

Precisó que no se debe perder de vista la larga tradición de unión familiar que ha caracterizado por siglos a los mexicanos, como gente atenta, cuidadosa y responsable con sus mayores, una tradición que se presumía y reconocía a nivel internacional.

Alberto Bravo Quintero señaló que desde el Gobierno federal, que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto, se han desplegado programas de apoyo diversos a los adultos mayores, como no se habían observado en los años recientes, pero aun así las necesidades son muy altas y serán mayores en las siguientes décadas, por lo que el gobierno por sí solo  no podrá hacerles frente, además de que por  su naturaleza social y afectiva las personas adultas mayores deberían contar con el apoyo de sus hijos y familiares.

En este sentido el delegado del Inapam en Baja California,  alertó sobre los retos del trabajo coordinado que se requiere de todos, familia, sociedad y gobierno; por ello, dijo ‘no estamos para promover más asilos y sí por planear políticas públicas  que acrecienten y aseguren el cuidado de los adultos mayores, y promover programas bajo los principios básicos de favorecer una vida activa, sana y productiva para ellos.

Finalmente Bravo Quintero informó que en Baja California se tiene un estimado de 270 mil adultos mayores y la proyección nacional es que cada año habrá 300 mil más, por ello en el 2030 se calcula que habrá más personas de 60 años que menores de 15 años.

Please follow and like us: