El pie diabético provoca pérdida de extremidades

  • Este padecimiento  se presenta principalmente en personas que no tienen un adecuado control metabólico. Algunos síntomas son: insuficiencia renal, claudicación intermitente, disminución de fuerza y masa muscular.
  • El 50 por ciento de ellos desarrolla problemas circulatorios en las piernas y la mitad puede perder las extremidades.

En México se estima que entre el 10 y 12 por ciento de la población padece diabetes, entre 12 y 13 millones  son víctimas  de ese mal considerado como una maldición por quienes padecen.

El 50 por ciento de ellos desarrolla problemas circulatorios en las piernas y la mitad puede perder las extremidades, aseguró el médico del Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga, Raúl Serrano Loyola.

En una entrevista este especialista dijo  que este padecimiento se puede evitar, siempre y cuando los pacientes con diabetes controlen su enfermedad, por lo que recomendó asistir al médico periódicamente para revisar sus niveles de glucosa.

Señaló que el pie diabético suele presentarse en pacientes con diabetes mellitus que no han tenido un adecuado control metabólico, por lo que puede ocasionar lesiones en algunas áreas del organismo.

Indicó que las personas con pie diabético presentan afectaciones en la circulación arterial debido a que los vasos sanguíneos se llenan de placa aterosclerosa, neuropatías o daño de nervios periféricos que alteran la sensibilidad en los pies y se deteriora la estructura anatómica de los mismos, incluso pueden presentar un cambio de coloración en la piel.

Algunos síntomas son la insuficiencia arterial, claudicación intermitente (cuando el paciente presenta dolor en las pantorrillas), resequedad de la piel, disminución de la masa muscular y pérdida de fuerza.

El doctor Raúl Serrano enfatizó que cuando esas sintomatologías se asocian con problemas circulatorios y neurológicos, pueden provocar lesiones ulcerosas e infecciosas y ocasionar complicaciones para el paciente, incluso perder extremidades o parte de ellas.

Los tratamientos para el pie diabético pueden ser con medicamentos para ayudar a la cicatrización, o mediante procesos quirúrgicos para restablecer la circulación y de esa forma salvar la mayor parte de la extremidad. Sin embargo, para medicar al paciente primero se deben de conocer sus niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa.