Comprender la vejez como un logro del desarrollo humano

Opinión editorial de T E el diario de la Tercera Edad

incendio 4

Los desafortunados incendios que en fecha reciente ocurrieron en asilos para personas adultas mayores en Baja California, México y en Zaragoza España, ejemplifican en gran medida la desvalorización de la vida humana de las personas que han llegado a la vejez  en las actuales sociedades  y que se refleja en su abandono  y maltrato así como en la indiferencia social y de los aparatos de justicia respecto a su seguridad y bienestar.

Las causas del incendio del asilo “Hermoso Atardecer” que causó la muerte de 18 personas adultas mayores y las lesiones de otras tres de sus 43 ocupantes, que por cierto, serán sepultados en la fosa común al no ser reclamados por sus familiares, permanecerá resguardado durante cinco años, en tanto que en el incendio en el que fallecieron ocho personas adultas mayores, siete de ellas mujeres en Zaragoza España, está bajo investigación, en ambos casos  no se descarta que la tragedia fuera intencional.

Se trata de ejemplos extremos que muestran la indiferencia de las sociedades ante su propio futuro: la paulatina vulnerabilidad del ser humano durante su vejez, de hechos que nos invitan a  tomar conciencia individual y acción social y solidaria  ante este fenómeno que, con suerte, viviremos todos.

Otorguemos una dimensión humana al envejecimiento interesándonos en nuestro propio futuro y el de las personas adultas mayores  que nos rodean, conociendo y  visitando asilos, hogares, casas de día para los adultos mayores;  proponiendo nuevos modelos de atención; denunciando maltrato o negligencia; pero sobre todo: comprendamos la vejez como un logro de la ciencia, del desarrollo humano, la promesa de vida que debe ser cuidada, respetada, protegida.